sábado, 8 de enero de 2011

A la Deriva…

A la Deriva…
Cambió de rumbo
Dejóse llevar por el extraño olor.
Aromáticas esencias le atraían
Un golpe de timón
Un ladeo de su nave
Una nueva línea, un horizonte azul
Convencido, ese era su estado
Sin importarle otros sinos
Embocó su búsqueda
A la nueva llamada de las nereidas
Habían aprendido un nuevo canto, el aromático…

1 comentario:

  1. Me gusta mucho ,gracias con deleitarnos con tus escritos

    ResponderEliminar