martes, 7 de diciembre de 2010

Falla…

Falla…

Sintió el penetrar del plomo
Los desgarros de su piel
El impacto violento
Nunca antes apreció el terror tan cerca
El proyectil se había alojado
Junto a su lóbulo frontal
Tuvo tiempo aún para saber
Que él no quería el diamante
Quería comprobar la multitud de colores
En los que se desmembraba la blanquecina luz
Su última visión fue multicolor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada