lunes, 14 de febrero de 2011

Espinas…

Espinas…
Mi fuerte torso escondo
Tras espinas de flor bella
Mi aparente fragilidad
No es más que custodia
Cuan carnívora es el color
Encantador de tus estigmas.
De plisas sobre tierra formado estás
Encontronazos preñados de sabiduría
Abre tu mano y déjala escapar
Para que crezca entre los ciegos, ávidos de ver.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada