martes, 15 de abril de 2014

Aquel Otro Tiempo Dorado… (II)

Aquel Otro Tiempo Dorado… (II)

El yerro de unas agujas abiertas
Sesgaron una salida airosa al nuevo boato.
Vagonetas volcadas y puntas sesgadas
Cubren el terraplén de pétrea enjundia
Y sus fauces se agrietan al paso
De un llanto incondicional y roto
Apretando los dientes se escapa por el resquicio.

Dura es la presteza en el viento
Cuando roza tu cara descubierta, hiriendo
Rehuyendo unos dedos acusadores
Entre los transeúntes que vuelven su mirada
A tu espalda, e hincan su condición majestuosa
De ignaros en conciencia, yerguen el acero
Escupen en tu rostro de cristal
Aventando los desaires del perdedor solícito.
Hora es de suplir altivos esquiroles de prebendas
Y saldar cuentas, regocijarnos con el pasado
Ese tintar roturado en la tierra reseca
Con breviarios de sombras y luces, de delaciones
Precipitando al lodo al inocente,
Sean plenas las voces en el ágora, clamen
Virtudes de un asueto atormentado, vanagloria
De un clarividente tiempo dorado, que resplandece
Bajo el equinoccio de una luna fervorosa.
Imagen: Alkan.

©Santiago Pablo Romero. El Último Viaje De Zaratustra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada