martes, 6 de diciembre de 2011

Dislocaciones…

Dislocaciones…
Entre los matorrales y los hombres
Ha quebrado Zaratustra
Su cintura, mira a los leones a los ojos
Y nada teme
Temple, quiebro y aguerrido sostén…
Mas, ha descubierto su piel, traidora
Palpitando, sudorosa, marchita, y desleída
Abandonados los tullidos en la ladera, frente al león
Por los que se hacen llamar, valientes
Y su carrera les persigue…
Nadie quiso al mutilado, ni tan siquiera, el que portaba la daga.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada